Valoración de UNESPA. El Seguro español supera “con nota” los test de estrés de EIOPA

UNESPA expresó ayer su satisfacción con el resultado que ha obtenido la industria aseguradora española en el test de estrés para el sector asegurador llevado a cabo por EIOPA y publicado ayer.

Los resultados de estas pruebas, indica la presidenta de la asociación, Pilar González de Frutos, “demuestran que el mercado asegurador español se encuentra preparado y dispone de herramientas para hacer frente a los escenarios adversos contemplados por el supervisor europeo”.

EIOPA ha solicitado a los participantes facilitar su situación de solvencia ante un escenario base fijado en función de los criterios de Solvencia II. Sobre las cifras obtenidas, se han efectuado dos simulaciones macroeconómicas adversas. En una de ellas se preveía un entorno de tipos de interés bajos de manera prolongada (low-for-long, en inglés). En la otra se contemplaba este contexto de tipos bajos y se agravaba la situación con una caída pronunciada en el valor de los activos (double-hit, en inglés).

Desde UNESPA se remarca que el Seguro español ha superado con nota ambos escenarios simulados. La industria aseguradora nacional mantiene un nivel de activos superior al de pasivos después de aplicar todos los escenarios.

Fondos propios de “máxima calidad”

Entre otros argumentos, la asociación explica estos resultados por la calidad de los fondos propios de las entidades (el 97% del total son de “máxima calidad”, según remarca UNESPA) y por el paquete de medidas a largo plazo (entre las que destacarían el ajuste por casamiento y el ajuste por volatilidad) que ha permitido a las entidades realizar un casamiento adecuado de activos y pasivos. De hecho, en el propio informe de EIOPA, el impacto de los escenarios hubiera sido más adverso de no existir el citado paquete de garantías a largo plazo.

La asociación destaca, además, que los dos escenarios contemplados (low-for-long y double-hit) se superponen sobre el ya de por sí exigente régimen de cálculo de riesgos que supone Solvencia II. Por otra parte y como señala EIOPA, el test de estrés está diseñado para identificar vulnerabilidades en la industria aseguradora europea, así como la resistencia de las entidades ante escenarios de mercado tremendamente adversos. No constituye, por lo tanto, un examen para ver posibles incumplimientos de los requerimientos de capital.