UNESPA cifra en 250 millones el coste estimado de implementación de Solvencia II para el seguro español

Pilar González de Frutos insta a estar “alerta” para evitar cambios indeseados en la normativa de solvencia

UNESPA estima que los costes de implementación de Solvencia II para el conjunto de la industria aseguradora española rondan los 250 millones euros. “Este elevado coste de implementación ha sido generado, entre otros, por dos aspectos principalmente. Por una normativa comunitaria que ha estado en constante debate y evolución desde el año 2011; y por la carga administrativa que conlleva para todos los estamentos de las entidades y que supone adaptarse a más de 4.000 páginas de normativa”, explicó ayer la presidenta de UNESPA en el marco del IX Foro Auditores Internos del Sector Asegurador.

Pese a estas dificultades, la presidenta remarcó que el sector asegurador español ha hecho sus deberes y ha entrado en 2016 cumpliendo con las diferentes exigencias derivadas del nuevo marco prudencial. “Este éxito en la implantación de Solvencia II no ha sido casual, y ha sido gracias a un trabajo previo de las entidades aseguradoras y a la fase preparatoria”. El sector, remarcó, “cumple con nota” las exigencias del nuevo marco prudencial y la industria supera en más de 2,25 veces el capital de solvencia obligatorio requerido por Solvencia II, según datos del primer trimestre. “Los resultados han convertido al mercado español en una referencia en el resto de Europa”, insistió.

En todo caso, animó a las entidades a no ser complacientes pues, con Solvencia II apenas recién iniciada , “ya se está revisando”. Por un lado, se está trabajando en un primer bloque relativo a la aplicación del principio de proporcionalidad y simplificaciones en el que se pretenden revisar los métodos simplificados existentes y una posible ampliación de estos métodos a nuevos riesgos como, por ejemplo, al riesgo catastrófico del negocio de No Vida; un segundo bloque pretende identificar y eliminar consecuencias técnicas indeseadas en la fórmula estándar.

Consolidar el nuevo marco regulador

“Esta tarea de revisión y calibración de Solvencia II exige que estemos alerta para evitar cambios indeseados en la normativa de solvencia, especialmente en aquellos aspectos de relevancia para nuestro país”, comentó González de Frutos, que reiteró el deseo de que las diferentes iniciativas normativas en materia de inversiones en el marco de solvencia II “sean lo más acertadas posible de cara a incentivar el posicionamiento de las entidades aseguradoras en estas nuevas categorías de inversiones”.

“Es ahora –concluyó- cuando nos toca consolidar todo el nuevo marco prudencial y esto es algo que pasa por una mejor gestión (si cabe) de los riesgos que asumimos o estamos dispuestos a asumir, así como de sus implicaciones en nuestra estrategia de negocio”.