S&P: “Con Solvencia II a las puertas, los bajos tipos de interés aumentan la presión sobre las aseguradoras europeas de Vida”

Las aseguradoras en Europa se enfrentan a importantes desafíos durante el próximo año. En primer lugar, y después de 15 años en desarrollo, la industria aseguradora del Viejo Continente afronta un “intensivo -y crítico- período de preparativos finales de Solvencia II. “Al mismo tiempo –adelanta Standard & Poor’s en un informe-, las compañías de Vida tiene que operar en un entorno sin precedentes de bajos tipos que podrían amenazar algunos modelos de negocio”.

Señala la agencia que el mayor énfasis que las nuevas regulaciones ponen en la conducta de negocio probablemente determinará, cada vez más, la dinámica competitiva en los mercados durante la segunda mitad de esta década. Durante los próximos años se verán más acciones negativas que positivas sobre las calificaciones de las aseguradoras y reaseguradoras de Vida en Europa.

“Las aseguradoras europeas están sufriendo los daños colaterales de las acciones políticas en apoyo a la economía de la eurozona. Los rendimientos de la deuda pública a largo plazo han caído, o están cerca, de mínimos históricos en los últimos meses, lo que contribuye, en nuestra opinión, a que las condiciones de negocio sean débiles para las aseguradoras de Vida en mercados con una alta sensibilidad a los tipos de interés. En comparación con nuestras expectativas de antes de 2014, ahora esperamos que los rendimientos de los bonos a 10 años en la eurozona se mantengan bajos durante más tiempo”, detalla S&P en su informe.

Como resultado de todo este entorno de mercado, S&P ha decidido cambiar su perspectiva para el Seguro de Vida de Europa Occidental desde ‘estable’ a ‘estable con tendencia negativa’.

Estrategias para mitigar los retos
Entre las aseguradoras calificadas, la agencia observa una serie de características que atenúan estos desafíos, y en particular los efectos de los bajos rendimientos. “La diversificación es una de las claves para mitigar estos factores. Las aseguradoras que tienen opciones estratégicas para desplegar capital en productos, líneas de negocio o áreas geográficas que sean menos sensibles a los bajos tipos de interés tienden a exhibir una mayor estabilidad en su calificación”.