Solvencia II: Avances inminentes

Francisco Carrasco
Inspector de Seguros del Estado. Responsable del Departamento de Relaciones Internacionales de la DGSFP

En enero del año pasado escribía en esta misma publicación un artículo titulado “Solvencia II: estado actual del proyecto”, en el cual procuraba esclarecer algunas dudas que con frecuencia surgían respecto al desarrollo de SII, así como esbozar los progresos que podrían producirse en el ejercicio.

Transcurrido el tiempo, y con no poco esfuerzo por parte de reguladores, supervisores e industria, podemos destacar, entre otros logros, los siguientes:

·         se concluyeron los términos de referencia, se efectuó el ejercicio y se redactó el Informe de Evaluación de los contratos con garantías a largo plazo para el Parlamento Europeo, Consejo y Comisión (trílogo);

·         tras arduas negociaciones, se ha llegado a un acuerdo sobre la Directiva Ómnibus II, que reforma la Directiva 2009/138, Solvencia II (SII), dotando por fin de estabilidad legal a las medidas de nivel I;

·         se ha aclarado la fecha de trasposición de la Directiva (31 de marzo de 2015) y la de su entrada en vigor (1 de enero de 2016);

·         EIOPA ha publicado cuatro conjuntos de directrices relativos a la preparación a SII, que abarcan determinados elementos del sistema de gobernanza, evaluación interna prospectiva de los riesgos, solicitud previa de modelos internos y suministro de información a los supervisores.

Muchos se preguntan qué es lo siguiente. Y la verdad es que, a pesar de lo adelantado, no queda poco. A continuación resumo los hitos fundamentales subrayando que el calendario es muy apretado, pero quizá por ello el mensaje de los legisladores europeos resulta más inequívoco en cuanto al convencimiento en el proyecto.

Próximamente debe ser formalmente aprobado por el Parlamento Europeo el compromiso del trílogo, probablemente en febrero o marzo. Entretanto, la Comisión elaborará los actos delegados y EIOPA las normas técnicas de ejecución y las directrices. Una y otra tarea, demandarán una gran implicación por parte de esta DGSFP, máxime considerando que se trata de reglas no ya de principios, como la Directiva, sino de un elevado grado de detalle técnico. 

Por otro lado, en el plano legislativo nacional, abordaremos la trasposición de la Directiva SII con poco tiempo, pues al tener que realizarse a través de disposición con rango de Ley, los trámites se alargan. Hay que tener presente además que el texto debe ser conocido con suficiente antelación puesto que determinadas cuestiones requieren la autorización previa de la DGSFP (utilización de modelos internos, parámetros específicos, ajustes por casamiento o volatilidad, fondos propios complementarios…).

Simultáneamente debemos garantizar que el sector español está avanzando hacia SII, en línea con las casi doscientas directrices emitidas por EIOPA y a la que la DGSFP ya ha comunicado su intención de cumplirlas. Así, daremos los pasos regulatorios y supervisores oportunos para fomentar la progresiva adaptación de la industria aseguradora española, evitando, a la vista de la envergadura de los cambios que se avecinan, que existan entidades que no planifiquen la transición o lo dejen todo para el último momento. No olvidemos que la DGSFP, al igual que los supervisores de los restantes Estados Miembros, deberá confeccionar un informe para EIOPA describiendo la evolución en esta materia.

Por último, los supervisores también deberemos adaptarnos. Hay preceptos tendentes a armonizar aspectos de supervisión en la UE para que haya equilibrio y similar enfoque. Esto dará lugar a una nueva forma de relación entre supervisor y supervisado, menos basada en el cumplimiento de determinados artículos y más en un diálogo y presencia regular en las entidades, a las cuales se les otorga un mayor margen de actuación, exigiéndoseles como contrapartida una gestión más profesional y la implantación de una cultura empresarial auténticamente orientada al riesgo.

Queda por lo tanto un muy interesante camino por recorrer, en el que nos ocuparemos de concretar una serie de puntos relevantes con profundo calado técnico. Si ustedes se dedican a asuntos relacionados con los que acabo de tratar, les deseo que 2014 sea generoso en lo personal, pues trabajo no va a faltar