RINCÓN DE LAS INSTITUCIONES DEL SEGURO

Supervisión más allá de las fronteras

Paloma Gullón Ojesto, Unidad
de Solvencia de la DGSFP

El sector
asegurador español es un entramado de empresas y personas que, como toda
realidad viva, se encuentra en constante movimiento y evolución. La Dirección
General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) lleva desde 1908 ejerciendo
sus funciones supervisoras, tratando en cada momento de responder a las
necesidades que se han ido planteando. Estos últimos años, sin dejar de ejercer
su función al estilo tradicional, la DGSFP ha emprendido un nuevo camino en el
que ha dejado de estar “sola ante el peligro”, pues sus decisiones pasan a
tener cada vez más en consideración el criterio del conjunto de sus colegas
europeos.

Tanto ha sido esta progresión de equipo, que el antiguo supervisor europeo,
CEIOPS, compuesto antiguamente por un grupo reducido de personas, ha pasado a
convertirse en una autoridad europea (EIOPA), con una amplia dotación de
personal y medios, con la que actualmente la DGSFP va de la mano en casi todas
sus acciones. Todo este proceso ha venido presidido por el nacimiento y
progresivo moldeado de la nueva normativa de solvencia aseguradora europea, que
supone un gran reto para el sector y sus supervisores. A través de la
aplicación de las guías preparatorias de EIOPA, dicha normativa dará sus
primeros pasos en enero en 2014, con la intención de armonizar criterios y
preparar al sector para su implantación global.

Pero no todo ha sido Solvencia II a nivel europeo. Uno de los aspectos que más
ha afectado a las funciones de la DGSFP en los últimos años ha sido la
creciente importancia que está teniendo la supervisión de los grupos
aseguradores europeos. Desde la firma del protocolo de Helsinki en el año 2000,
los Colegios de Supervisores, antiguos Coordination Committee
Meetings (CoCos), han ganado en importancia y profundidad en sus análisis,
llegando en la actualidad a tener una relevancia notable en el marco de las
actuaciones supervisoras de la DGSFP.

Dichos Colegios, actualmente también regulados en Solvencia II, siguen una
serie de protocolos estandarizados de actuaciones, como son las reuniones
periódicas de los supervisores del grupo o el intercambio periódico de
información. EIOPA tiene cada vez más peso en los mismos, contando siempre
con un observador en las reuniones celebradas. La intención es ir
progresivamente potenciando la realización de análisis de riesgos e incrementar
la eficiencia de la supervisión entre los grupos transfronterizos. Los Colegios
de Supervisores en los que participa la DGSFP, en ocasiones traspasan las
barreras europeas y pasan a regularse en el ámbito de la IAIS, ya sin la
mediación de EIOPA.

Nunca sabremos exactamente qué nos deparará el futuro, pero lo que sí sabemos
es que el sector asegurador, la DGSFP incluida, tendrá que seguir adaptándose a
las novedades según vayan viviendo, como lo hacemos todos en nuestras vidas.
Por lo que a nosotros, personal de la DGSFP concierne, seguiremos desempeñando
nuestra tarea de Supervisión, contando siempre con un equipo de profesionales
con una carrera administrativa que avala la independencia y objetividad de sus
decisiones y criterios.