Prioridades de la autoridad para 2016. EIOPA trabajará por “una mayor transparencia, simplicidad, accesibilidad en el mercado interior para los consumidores”

EIOPA tiene ya disponible en su página web la versión en español de su ‘Programa de trabajo anual para 2016’, en el que determina dónde residen las principales necesidades de trabajo de la Autoridad y en qué debería centrar sus recursos.

EIOPA ha establecido cuatro prioridades para el año 2016, que reflejan las principales exigencias y desarrollos  que deben tenerse en cuenta en la planificación. Por un lado, se centrará en la implementación de la normativa Solvencia II. “La convergencia  de las prácticas de supervisión –explica- es un trabajo a largo plazo que exige actuar desde el primer día y la implementación de Solvencia II ofrece una oportunidad única para dar un paso adelante”.

Un segundo eje de actuación será la protección a los consumidores durante todo el ciclo de vida del producto, con más énfasis en normativa y supervisión preventivas y basadas en los riesgos. Y detalla: “Entre las principales áreas a desarrollar están la consideración de un lenguaje común para toda la UE junto con unos indicadores cualitativos y cuantitativos del riesgo minorista y análisis temáticos que faciliten una mejor supervisión global y una identificación temprana de cualquier perjuicio para los consumidores”.

En tercer lugar, aboga por un “ciclo de calidad constante para la normativa”, manteniendo presentes los principios  subyacentes y asegurar que la normativa “es adecuada y basada en el riesgo”. Finalmente, se avanzará en la adopción de un enfoque proactivo hacia los desarrollos internacionales, “claramente relacionados con la implementación de Solvencia II”.

Para conseguir todo ello, trabajará, entre otras medidas, “en una mayor, transparencia, simplicidad, accesibilidad y equidad en el mercado interior para los consumidores”; más “calidad, eficacia y coherencia de la supervisión”; y en “identificar, evaluar, mitigar y gestionar los riesgos y las amenazas a la estabilidad financiera”.