Miriam Blázquez, nueva subdirectora general de Solvencia de la DGSFP

La coordinadora de Proyectos de la DGSFP hasta ayer, Miriam Blázquez ha sido nombrada subdirectora general de Solvencia de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Cabe recordar que se trata de una Subdirección de nueva creación (ver edición del pasado 6 de agosto) que se encargará de la aprobación de procedimientos de autorización de solvencia.

Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, es miembro del Cuerpo Superior de Inspectores de Seguros del Estado y miembro del Registro Oficial de Auditores de Cuentas. Se incorporó a la DGSFP hace 14 años, asumiendo, entre sus primeras responsabilidades, las de coordinación de Inspección de No Vida y grupos internacionales (miembro del grupo Pilar I del entonces CEIOPS). Posteriormente estuvo al frente de la Unidad de Solvencia, hasta asumir en enero de 2013 el puesto de coordinadora de Proyectos.

La propia Miriam Blázquez, como responsables de Proyectos del órgano de control, explica en entrevista en el número de Actualidad de Aseguradora de 15 de septiembre cuáles son las funciones de este nueva Subdirección: “Ejercerá las funciones relativas al seguimiento y participación en los Colegios de Supervisores, los procedimientos de autorización para el cálculo del capital regulatorio basados en modelos internos o parámetros específicos, la clasificación de los fondos propios de entidades aseguradoras, y los fondos propios complementarios, los procedimientos de las autorizaciones y comunicaciones iníciales relativas al gobierno corporativo en el nuevo régimen de solvencia aplicable a las entidades aseguradoras y reaseguradoras, así como los demás procedimientos de autorización derivados del régimen de Solvencia II”.

“Economía tiene el compromiso firme de cumplir con los plazos de Solvencia II”

Miriam Blazquez, subdirectora general de Solvencia de la DGSFP Sobre la nueva directiva, y su transposición al ordenamiento jurídico español, destaca la necesidad de que tanto la Ley como el Reglamento de desarrollo de la misma estén aprobados antes del 31 de marzo de 2015. La conveniencia de cumplir los plazos es máxima, añade, pues “no podemos olvidar que a partir del 1 de abril de 2015 se abren los procedimientos de autorización de parámetros específicos, modelos internos, fondos propios complementarios, el ajuste de correspondencia en la pertinente estructura de tipos de interés o las medidas transitorias, entre otros procedimientos, por lo que es muy importante que a esa fecha esté publicada la legislación aplicable”.

“Hay un compromiso muy firme por parte del Ministerio para cumplir estos plazos. Es necesario para que las entidades se adapten de verdad”, remarca.

En esta entrevista, además, explica cuál será el nuevo papel del supervisor con Solvencia II. “Va
a tener dos rasgos diferenciales respecto al modelo de supervisión actual. Por un lado, debe ser una supervisión prospectiva orientada el riesgo, igual que se les va a pedir a las entidades. Por otro lado, se producirá una mayor convergencia en las prácticas supervisoras a nivel europeo”.