Los inspectores de seguros piden una “respuesta activa y eficiente” para que la DGSFP haga frente a los retos Solvencia II

APISE señala que en los últimos seis años “la situación del supervisor se ha deteriorado seriamente”

Desde el año 2009, la estructura y medios de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSDP) “se ha ido debilitando”, según la Asociación de Inspectores de Seguros del Estado (APISE), en vez de “evolucionar hacia un supervisor fuerte, técnico e independiente”. Por ello, desde este colectivo se considera necesaria “una respuesta activa y eficiente que permita hacer frente a los retos de la nueva etapa” de Solvencia II, “dando fin –añaden- a la presente situación de pasividad y negación de la realidad de las autoridades que dificultan enormemente a los profesionales el desempeño adecuado de sus funciones”.

Los inspectores de seguros han hecho llegar una carta al ministro de Economía y Competitividad, al secretario de Estado de Economía y Competitividad y al subsecretario de Estado de Economía y Competitividad, en las que ponen de manifiesto sus inquietudes profesionales en relación con la introducción de la Directiva Solvencia II y la situación del supervisor para hacer frente a su aplicación. El nuevo modelo de supervisión del sector, se detalla en la misiva, “exige una reforma profunda” de la DGSFP ante la necesidad de contar con un “supervisor fuerte e independiente que pueda hacer frente al incremento de obligaciones y responsabilidades que dicho modelo conlleva”.

APISE ha venido solicitando de las autoridades competentes las modificaciones necesarias en la DGSFP, además de requerir un incremento de medios “para poder cumplir adecuadamente con sus nuevas y complejas funciones”. “A diferencia de nuestros homólogos europeos –lamenta la organización- que han adoptado decisiones estratégicas, las únicas medidas adoptadas por las autoridades españolas han sido la creación de una Subdirección de Solvencia (sin incremento de medios personales ni materiales) y el incremento en 6 plazas en la convocatoria del proceso selectivo de inspectores de seguros (a pesar de ser una medida positiva es insuficiente)”.

Salida sin precedentes en la plantilla de inspectores

Advierten que Solvencia II exige que a partir de abril se tramiten y autoricen más 500 nuevos procedimientos que implican “tomar importantes decisiones”, con las “consecuentes responsabilidades para la Administración en caso de no poder afrontar la resolución de los mismos dentro de los plazos legalmente previstos”. Y reiteran que en los últimos seis años “la situación del supervisor se ha deteriorado seriamente”.

Finalmente, APISE comenta, en relación a los recursos necesarios, que “ni se han previsto los medios ni planificado la organización que se requiere”; es más, en los últimos 6 años s se ha producido “una salida sin precedentes en otras décadas de entorno al 273 de la plantilla de inspectores. Y rechaza, para concluir, que una de las soluciones que se barajan sea la contratación de consultores. “Entendemos que, la falta de anticipación a un problema de recursos y medios personales, no puede en la actualidad subsanarse con medidas improvisadas y temporales que pueden afectar gravemente a la independencia del supervisor”, indica.