Los fondos propios en Solvencia II: necesidades de solvencia y gestión de las entidades

Francisco Carrasco
Jefe del Área de Relaciones Internacionales de la Subdirección General de Seguros y Regulación

Un asunto que habitualmente se trata poco al referirnos a Solvencia II es el régimen de los fondos propios (FFPP). En mi opinión, conviene prestarle atención, pues la nueva regulación acarreará cambios sustanciales en la gestión del capital y de las empresas.
Debe subrayarse que habrá que realizar una adecuada clasificación de los distintos elementos constitutivos de los FFPP a la luz de sus características y factores, teniendo en cuenta que los mismos pueden derivarse no sólo de elementos del balance (ajustado a estos efectos), sino también de otros que se encuentren fuera de él (FFPP complementarios), sin perder de vista las normas transitorias en la materia.
Esta clasificación será crucial, dado que se impondrán una serie de límites para el capital de solvencia obligatorio (SCR) y para el capital mínimo obligatorio (MCR), de mínimos, en los instrumentos de la mayor calidad, y de máximos en el resto, que diferirán precisamente en función de estas categorías (e incluso dentro de ellas, FFPP básicos o no, híbridos). De la aplicación de los límites resultará la admisibilidad para atender las necesidades de solvencia.
El uso como instrumento para cobertura del SCR de los FFPP complementarios precisará autorización previa de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). El examen de las solicitudes habrá de ser minucioso, y comprenderá tanto una vertiente jurídica, con el objetivo principal de determinar su exigibilidad, como otra económica, en el sentido de evaluar la capacidad de la contraparte de atender el pago, en el importe comprometido y en tiempo oportuno para servir a su finalidad.
Uno puede deducir fácilmente que en el diseño de un plan de gestión de capital convergen aspectos interrelacionados de Pilar 1 y 2 (además del Pilar 3, en cuanto a información a rendir). La determinación de los FFPP y del SCR y MCR toma como referencia principal el balance. Diferentes políticas, como la de inversiones o la de suscripción, inciden en los activos y pasivos, y, consecuentemente, en el SCR (calculado a través de la fórmula estándar o de un modelo interno) y el MCR, pero también en el montante de FFPP, lo cual, al emplearse límites, puede tener impacto en otros elementos que participan en la imagen global de la solvencia de la compañía, más allá de lo inicialmente previsto. Un gestor podría decidir actuar reduciendo los riesgos asumidos (con reflejo en SCR, y adicionalmente en FFPP), mitigándolos, o bien incrementando los FFPP (lo que normalmente supondrá retocar el cálculo del SCR por la entrada de nuevos recursos), debiendo seleccionar qué categoría de ellos. La decisión adoptada puede afectar a distintas áreas, desde emisión de capital o reparto de dividendos a política de pricing. Además, si se utilizara un modelo interno, éste debería considerar todas las implicaciones y verter información útil para adoptar las decisiones pertinentes en términos de gestión. El ORSA desempeña asimismo un papel relevante en este terreno.
Como vemos, la gestión de los FFPP, constituye un apoyo fundamental para optimizar la solvencia de las entidades, requiriendo el estudio de sus consecuencias en diversos ámbitos y horizontes temporales, pues una acción puede tener más efectos de los deseados.