Insurance Europe respalda testar las medidas de Solvencia II.

Aún se necesitan importantes ajustes para el nuevo régimen regulador europeo

Insurance Europe ha dado la bienvenida a la evaluación técnica lanzada por la Autoridad Europea de Seguros y Fondos de Pensiones (EIOPA) para encontrar el tratamiento más adecuado de garantías a largo plazo en las próximas regulaciones de Solvencia II. “La decisión de llevar a cabo la evaluación muestra que los legisladores reconocen que los cambios son necesarios para asegurar que Solvencia II mide los riesgos reales de las aseguradoras largo plazo”, afirma Olav Jones, subdirector general de la federación.

Las aseguradoras son capaces de adoptar un enfoque a largo plazo para la inversión debido a la larga duración de la protección, productos de ahorro y de pensiones que ofrecen a los asegurados. Este enfoque a largo plazo permite a la industria de los seguros ofrecer mejores rendimientos a los clientes y puede tener un impacto importante en la naturaleza de riesgos que afronta una aseguradora. Esto también ayuda a las compañías de seguros a encontrar el crecimiento y la estabilidad en Europa. Sin tales inversores a largo plazo, la reciente crisis financiera habría sido mucho peor.

En opinión Insurance Europe, es crucial que Solvencia II no ponga en peligro la capacidad de las aseguradoras para mantener esta función. Solvencia II debería reconocer el impacto que los diferentes modelos de negocio tienen sobre el riesgo y tener esto en cuenta en la medición de las hojas de balance de los aseguradores y los requisitos de capital. Lograr esto evitará que Solvencia II innecesariamente obligue a la industria a alejarse de ofrecer garantías a largo plazo y cada vez más a corto plazo de sus inversiones.

La EIOPA pondrá a prueba un conjunto de medidas (ver “Antecedentes” a continuación) para abordar el problema a de las garantía a largo plazo. Es de suma importancia, destaca, que se pongan a prueba las alternativas para que los debates del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión puedan llegar a soluciones adecuadas cuando se reanuden después de la evaluación de impacto. Las últimas medidas de Solvencia II deben ser diseñadas y calibradas de tal manera que permita trabajar en todos los mercados europeos y no esté limitada artificialmente o sea innecesariamente conservadora.

“Si estos detalles aparentemente técnicos del nuevo régimen no son correctos, el impacto en la industria europea de seguros, sus clientes y la economía serían graves”, advierte Jones. “Solvencia II no debe crear obstáculos innecesarios a las aseguradoras a la hora de ofrecer garantías para los clientes y la inversión a largo plazo, sobre todo porque la industria de seguros es, de lejos, el mayor inversor institucional de Europa, con más de 7,7 billones de euros en activos”.

El calendario para la evaluación técnica será un reto, ya que tiene una duración de nueve semanas y coincide con el período de presentación de informes de las empresas. Insurance Europe y sus asociaciones miembros alentarán a las compañías para que participen el mayor número posible.

Antecedentes

La industria de seguros ha propuesto un paquete de tres medidas para abordar la cuestión de garantías a largo plazo: un ajuste coincidente, primas anticíclicas y una metodología de extrapolación. El ajuste coincidente es un mecanismo para garantizar que, cuando los activos pueden ser mantenidos hasta su vencimiento, Solvencia II se centra en el riesgo de incumplimiento en lugar de repartir el riesgo y por lo tanto elimina el impacto de la volatilidad artificial de la gestión de activos/pasivos de la cartera de seguros.

La prima anticíclica es una medida que se aplicaría en circunstancias excepcionales del mercado para garantizar que Solvencia II puede hacer frente a los períodos de crisis. Y finalmente, una metodología de extrapolación es necesaria porque los pasivos de seguros pueden ser significativamente más largos que los datos de mercado disponibles. La metodología proporciona por lo tanto una forma de extrapolar la curva de tipos de interés más allá del punto en el que el mercado es profundo y líquido y evitar la creación de la volatilidad en la valoración de los pasivos a largo plazo.

La EIOPA probará diversas versiones de estas medidas y se espera la publicación de su informe sobre la evaluación en junio de 2013.