Informe de A.M. Best Solvencia II sigue siendo uno de los mayores retos para las aseguradoras cautivas

La industria europea de aseguradoras cautivas ha capeado la crisis económica mundial, aunque la próxima aplicación de Solvencia II sigue siendo uno de los mayores retos a los que se enfrenta el sector, según advierte A.M. Best en un informe, en el que describe el impacto de la crisis financiera en las aseguradoras cautivas, la situación del mercado interno y el impacto potencial de Solvencia II.

“La cautivas directas es probable que se vean más fuertemente afectadas por la actual forma de Solvencia II que las cautivas de reaseguro. Además, las entidades pequeñas, que carecen de diversificación de riesgo y tienen una alta exposición de la contraparte, se prevé que necesitarán ampliaciones de capital para cumplir con los requisitos reglamentarios. Teniendo en cuenta el entorno regulatorio más oneroso y los costes que implica, algunos matrices pueden cerrar sus cautivas”, afirma Anandi Nangy-Kotecha, analista de la firma.

El informe de A.M. Best considera que muchas cautivas pueden encontrar dificultades en particular para cumplir con el Pilar II, ya que no hay un modelo específico de ORSA a seguir. En todo caso, si bien habrá aseguradoras cautivas que tendrán dificultades para cumplir con la nueva directiva, otras encontrarán oportunidades. “Aquellas que se centran en el riesgo y la gestión del capital y mantienen estrategias de nicho bien diversificadas están bien preparadas para Solvencia II”, se concluye desde la agencia.