El seguro europeo reitera que la exigencia de un elevado capital desincentiva las inversiones a largo plazo

Insurance Europe defendió ayer los planteamientos de la industria aseguradora europea para el nuevo marco regulador de la UE para los servicios financieros de cara a la Unión de Mercados de Capitales. La Comisión lanzó una convocatoria para recopilar información con la que identificar cuestiones regulatorias de riesgo que puedan dañar la eficiencia y el crecimiento de la economía europea.

Uno de estos temas es el tratamiento prudencial de las inversiones en infraestructuras, en capital y deuda privado en Solvencia II, un punto que desde la federación de aseguradoras se considera “un paso en la dirección correcta”, aunque reclama más claridad y definición de los plazos. “Dado que estos activos representan solo un pequeño porcentaje de las carteras de las aseguradoras, aún queda mucho por hacer para alcanzar los objetivos ambiciosos que la propia Comisión fijó en septiembre”, comenta Michaela Koller, directora general de Insurance Europe. “En particular, los requisitos de capital para la gran mayoría de las inversiones a largo plazo de las aseguradoras son demasiado altos en comparación con los riesgos que de verdad suponen”, lamenta.

El sector argumenta que asignar unos requisitos de capital excesivos desincentivará a las aseguradoras de hacer las inversiones a largo plazo que tanto necesita Europa para impulsar el crecimiento. “Por lo tanto, las aseguradoras pedimos un panorama más amplio de cambios para cubrir todas las inversiones a largo plazo, incluidas la acciones”, reclama Koller.