Carlos Montalvo, director ejecutivo de EIOPA : “El mayor esfuerzo para las aseguradoras españolas se relaciona con la oferta de productos atractivos en el nuevo escenario”

La adaptación de Solvencia II es un proceso que afecta tanto a las aseguradoras como a los supervisores nacionales. En entrevista que hoy publica Expansión, Carlos Montalvo, director ejecutivo de EIOPA, reconoce que la regulación de Solvencia II es “compleja, pero la adaptación no es tan difícil ni tan cara para las compañías, aunque se enfrentan a una novedad de calado”. “Es un cambio que hay que gestionar”, indica. Destaca que las entidades que han trabajado en este tema desde el primer día “no tienen problemas ahora”; los tienen quienes han dejado los deberes para el final. “La ventaja es que hay más de las primeras”, remarca.

En su opinión, “no se va a producir concentración por la nueva regulación, aunque puede darse por la realidad del mercado en cualquier ámbito de la economía dentro y fuera del sector financiero”. Y concreta que el “mayor esfuerzo para las aseguradoras españolas está relacionado con la oferta de productos atractivos en el nuevo escenario”.

En cuanto a los supervisores, se enfrentan a un cambio cultural importante, ya que “hasta aquí su función era mirar hacia atrás y ahora tendrán que hacerlo hacia adelante”. Afirma que en España, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones está haciendo “un buen trabajo con los medios de que dispone, pero es necesario tener un supervisor más fuerte y más preparado, es un reto ciclópeo. Necesita más herramientas informáticas, análisis externos y capacidad técnica”. E insiste: “Es necesario contar con una supervisión fuerte, algo que beneficiaría a todos”.

“El debate sobre el tratamiento del riesgo soberano está encima de la mesa”

Concluye comentando que el recorte de la rentabilidad por las inversiones “está poniendo al sector bajo presión en el ramo de Vida pero también en los Seguros Generales, donde han tenido retornos elevadísimos en años anteriores y que en ocasiones se han usado para soportar una política de precios agresiva”. Montalvo cree las entidades se enfrentan a la necesidad de buscar activos con retorno y “hay una línea muy fina entre lo que es adecuado como inversión y lo que conlleva un riesgo excesivo, sobre todo en un entorno como el actual en el que todos los activos están distorsionados”.

En este terreno, “EIOPA es consciente de que el debate sobre el tratamiento del riesgo soberano está encima de la mesa” y el sector asegurador “debe ponerse manos a la obra en esta tarea para que no nos pille de sorpresa y se acabe trasladando al seguro una solución puramente bancaria”.