Análisis de EIOPA. Las medidas de garantías a largo plazo tienen un significativo impacto en los fondos propios y en los requisitos de capital

EIOPA ha presentado al Parlamento Europeo, al Consejo de la Unión Europea y a la Comisión Europea su primer informe anual sobre el uso de las medidas de garantía a largo plazo (Long-Term Guarantees Measures -LTG), así como el impacto de estas medidas en la posición financiera de las aseguradoras. También se ha presentado una serie de informes similares que forman parte de la revisión global de Solvencia II prevista en la directiva y que se irán emitiendo hasta 2021.

Con este informe, la EIOPA analiza el impacto de la extrapolación de los tipos de interés libres de riesgo, del ajuste de adaptación y de la volatilidad, de la prórroga del período de recuperación en caso de incumplimiento obligatorio del capital de solvencia, así como de las medidas transitorias sobre las provisiones técnicas. El objetivo de estas medidas es facilitar sin problemas una transición al nuevo marco regulador de Solvencia II, proporcionando a las empresas el tiempo necesario para adaptarse, en particular en un entorno macroeconómico difícil.

Los resultados del informe muestran que:

  • 901 empresas de seguros y reaseguros de 24 países, con una cuota de mercado europea del 69%, utilizaron al menos una de las medidas.
  • 852 empresas, con una cuota de mercado europea del 61%, utilizaron el ajuste de volatilidad.
  • 154 empresas, con una cuota de mercado europea del 24%, aplicaron las disposiciones transitorias en materia de provisiones técnicas.
  • 38 empresas, con una cuota de mercado europea del 16%, utilizaron el ajuste correspondiente.
  • La tasa transitoria de interés libre de riesgo fue utilizada por seis empresas y el submódulo de riesgo por acciones basado en la duración de una empresa.

Los tests de estrés lo confirman

El informe concluye que las medidas de garantías a largo plazo tienen un significativo impacto en los fondos propios y en los requisitos de capital de las aseguradoras. Tal y como reflejan los resultados de los test de estrés presentados la pasada semana, los fondos propios se reducirían en 107.000 millones de euros, y los requisitos de capital aumentarían en 50.000 millones de euros, si no se aplicaran estas medidas a las aseguradoras que han participan en las pruebas de resistencia realizadas por EIOPA.

“Por primera vez EIOPA presenta el uso y el impacto de las medidas de garantías a largo plazo y las medidas sobre los riesgos patrimoniales sobre la situación financiera de las aseguradoras europeas. Los resultados de este ejercicio confirman un impacto significativo de estas medidas sobre la situación financiera de las aseguradoras, al tiempo que indican que las medidas funcionan según lo previsto, incluida la estabilidad financiera, como lo demuestra el test de estrés del seguro”, revela Gabriel Bernardino, presidente de la autoridad.