AMICE analiza en París la implementación y entrada en vigor de Solvencia II

AMICE ha reunido en París a más de 85 delegados de 15 países europeos, entre ellos la EIOPA, supervisores de tres países europeos, asociaciones de mutuas nacionales, académicos y miembros de la propia asociación europea de mutuas y cooperativas (y de la que MUTUAL MÉDICA es miembro), para abordar la implementación de Solvencia II.

En el seminario los participantes tuvieron la oportunidad de debatir los problemas que están surgiendo como consecuencia de las diferentes interpretaciones de la legislación a nivel nacional, las tendencias que están surgiendo en el ORSA y su gobernanza, y los desafíos del “reporting” de la información sobre activos en Solvencia II. El evento también proporcionó una visión de cómo cumplir con los requerimientos de calidad y gestión de los datos.

“El punto clave de Solvencia II no es la presentación de la información sobre riesgos a los supervisores, sino la manera en la que las entidades están gestionando sus riesgos” destacó Jan Parner, director general adjunto de la autoridad de supervisión danesa y miembro del Consejo de administración de EIOPA.

Mireille Aubry, co-presidente del grupo de trabajo de Solvencia II en AMICE, señaló, por su parte, que la proporcionalidad es un principio general de Solvencia II y el marco regulador debe alentar a las entidades a concentrarse en lo que es el material. “Es esencial que la legislación europea y su transposición nacional garanticen la diversidad en el mercado; la diversidad entre las entidades de tamaño reducido y las más grandes; entre actores locales, nacionales e internacionales; entre aseguradores generalistas y especializados; y, por último pero no por ello menos importante, entre diferentes formas jurídicas – mutuas, cooperativas, organismos públicos y empresas cotizadas en bolsa”, expresó.

Christophe Ollivier, director del Sistema Federal de Garantía de la Mutualité Française (FNMF), la Federación de las mutuas de salud francesas, concluyó indicando que el llamado ‘gold plating’ o hiperreglamentación pone en peligro uno de los principales objetivos de Solvencia II, que es la creación de una igualdad de condiciones en Europa, ya que aumenta el costo de la regulación, distorsiona la competencia entre los mercados y las entidades y resulta en mayores costes para los asegurados. “La aplicación de un enfoque proporcionado debe ayudar a las entidades y supervisores a lograr una implementación armonizada de Solvencia II”, matizó.